El óxido: un problema corriente relacionado con las incrustaciones de Sarro

Los principales compuestos de las incrustaciones de Sarro son el calcio y el magnesio. Esto podría hacernos creer que los depósitos calcáreos son de color blanco. Sin embargo, la mayor parte de los depósitos calcáreos son rojos. La razón que lo explica reside en la relación que existe entre las incrustaciones Sarro y la corrosión. En cuanto los depósitos Sarro se forman, todas las partículas de hierro y de hierro oxidado son atraídas a las incrustaciones de Sarro. Esto produce el color rojizo. Lo anterior significa, además, que el óxido se adhiere con fuerza a los ductos y componentes, causando una amenaza seria debido a las picaduras de corrosión, lo cual perfora cañerías estanques y daña las resistencias eléctricas. Mientras más rojo es el color del óxido, más peligroso y corrosivo se torna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.